Con la facilidad que existe hoy en día para registrar todos los golpes hechos en un campo de golf, ya se está empezando a averiguar el porqué de muchas cosas y una de esas cosas es la anatomía de un green de tres putts.

 

En un artículo muy interesante en el blog de Golf Spy, aprovechando la tecnología de Shot Scope, lo que queda patente es que el primer putt en el green es clave para evitar tres putts. Cuanto más alto el handicap, más lejos dejan la bola del hoyo después del primer putt y así se aumentan las probabilidades de acabar haciendo tres putts.

 

¿Qué es lo que controla la distancia?

Primero: prestar mucha atención al hoyo y darle al cerebro una intención explícita de hacer llegar la bola al objetivo. 

Segundo: dejar que el cerebro te elija la longitud de la subida y patear con ritmo

Tercero: Resistir la tentación de acelerar en la bajada.

 

La anatomía de un green de tres putts

La tecnolgía disponible hoy en día nos permite averiguar las cosas que pasan "debajo del capó" de los swings de los mejores jugadores. En este vídeo resalto tres de esos elementos:

 

 

Independientemente del estilo o del método hay ciertas cosas que tienen que producirse en el momento del impacto si quieres ser un jugador efectivo. Si tocas el césped antes, con un impacto lejos del centro y con la cara del palo muy cerrada o muy abierta respecto a la línea del swing, no vas a ser un jugador muy efectivo. En este vídeo resalto los 4 no-negociables del momento del impacto que te van a hacer más efectivo enseguida:

 

 

 
Una de las visiones que tengo del swing es cómo aumentar las probabilidades del éxito en tu swing y evitar dejarte demasiado trabajo demasiado cerca de la bola.El mantra es elmáximo de tiempo para el mínimo de trabajo. 
 
No dejes la cara demasiado abierta cerca del momento del impacto porque tener que cerrarla tanto en tan poco tiempo reduce las probabilidades del éxito.
 
Una punta del palo apuntando hacia el suelo al final de la subida con toda probabilidad requiere demasiado trabajo para cuadrar la cara con regularidad.
 
Un codo derecho excesivamente separado de las costillas al final de la subida, le da más trabajo al jugador
 
Una varilla excesivamente vertical a media bajada precisa de demasiado trabajo para "arreglarlo" con garantías.
 
!Aléjate del precipicio y date menos trabajo para ser más efectivo!
Típicos desequilibrios ocurren con:
 
El ángulo de la cara y su encaje con la línea del swing. 
 
El  tipo de grip y la alineación de la muñeca izquierda.
 
Dónde toca el suelo el jugador no encaja con la posición de la bola.
 
La extensión de la columna en la subida no encaja con la inclinación de la misma la izquierda.
 
La orientación de la cara del palo en la bajada no encaja con la alineación del palo en el momento del impacto.

 

Haz clic aquí­ para enviarme un mensaje

Tel. +34 934 427 187
Mov. +34 654 686 234 

Visítanos en Facebook
Click to visit us on Facebook

 

programas Infantiles

Analisis de Swing

Servicios Trackman

Servicios de Putt

Servicios de Fitting

Golf y Fitness

Formacion de Profesores

Clases